free simple site templates
El inversor Muy Dinámico busca maximizar la rentabilidad para obtener un importante crecimiento patrimonial, por lo que admite una decidida exposición al riesgo. Más de un 75% del capital suele estar invertido en bolsa y otros activos de riesgo similar.  La exposición a bolsa no tiene límite superior ya que no se busca acotar la volatilidad.  Para optar a obtener un importante crecimiento patrimonial, admite la posibilidad de obtener rentabilidad negativa, que puede ser muy frecuente en el corto plazo y que en determinados periodos puede ser significativa y duradera. El inversor Muy Dinámico está acostumbrado a las oscilaciones de la bolsa y sitúa su horizonte de inversión en el largo plazo.